Frédéric Chopin

Uno de los más importantes músicos de la historia y uno de los mayores representantes del Romanticismo
Romanticismo
Chopin (1810-1849)
  • Nocturnos
  • Baladas y Scherzi
  • Conciertos Piano
  • Mazurkas
Frederic Chopin (cuadro de Maria Wodzinska)
La carta de recomendación del doctor Giovanni Malfatti, médico de la alta sociedad vienesa para el compositor italiano Ferdinando Paër, le permitió codearse con la cultura parisina

El compositor y pianista polaco Frédéric Chopin (1810-1849) fue uno de los más célebres representantes del Romanticismo musical del XIX. No en vano reunía todos los ingredientes del buen romántico: un gusto elegante, una azarosa vida de relacionas alternada con soledades y melancolía además de un estilo musical revolucionario.

Aunque compuso obras orquestales, su aportación musical más relevante se hizo en el campo del piano. Sus obras para piano (estudios, scherzi, baladas, nocturnos, mazurkas) son mundialmente conocidas y estudiadas por lo novedoso de su estilo compositivo y su técnica depurada.

De él se dijo que su "genio poético se basaba en una técnica sin igual en su generación". El músico falleció en París (Francia) el 17 de octubre de 1849 a los 39 años.

Frédéric Chopin

Frédéric François Chopin (en polaco Fryderyk Franciszek Chopin) nació en fecha desconocida de 1810 en Żelazowa Wola, en lo que entonces era el Ducado de Varsovia (actual Polonia) y creció en Varsovia.

Niño prodigio, completó su educación musical y compuso sus primeras obras en Varsovia. El talento de Chopin fue evidente desde temprano: a los ocho años, interpretó con gran éxito el Concierto para piano nº 20 en re menor de Mozart en el Liceo de Varsovia.

Siendo solo un niño ya frecuentaba los salones aristocráticos y la burguesía polaca con gran aclamación de los asistentes.

En Viena

En 1830, con tan solo 20 años, Chopin abandonó Varsovia para dirigirse a Viena.

Allí dio conciertos y conoció a Robert Schumann y Félix Mendelssohn. En Viena también recibió su primera lección de Josef Eisner.

Más tarde, Chopin fue a Múnich, donde entabló una amistad con Franz Liszt, su mayor amigo y rival.

Después de la revolución rusa en Polonia, se exilió en Francia, donde se hizo conocido como pianista y compositor, tanto así que se volvió el favorito en los salones parisinos.

En Francia

El joven músico se instaló en París en el otoño de 1831 a los 21 años de edad. París era entonces un hervidero cultural en el que se encontraron escritores, músicos, escultores, poetas, intelectuales, etc.

La carta de recomendación del doctor Giovanni Malfatti, médico de la alta sociedad vienesa (y también de Beethoven), para el compositor italiano Ferdinando Paër, le permitió codearse con muchos de ellos. 

En lo estético, el joven de metro sesenta y complexión débil, era un auténtico dandy, precoupado por su atuendo y por tener un cochero siempre a su servicio. Se dice que gastaba más en ropa y ocio que en comprar partituras musicales.

No podía ser menos si quería, como lo consiguió, las apuertas abiertas de los palacios y palacetes de la alta burguesía y nobleza parisina.

Chopin en Mallorca

Según relata la escritora francesa George Sand en su libro "Un invierno en Mallorca", entre el 15 de diciembre de 1838 y el 11 de febrero de 1839, la pareja Chopin-Sand (junto con los dos hijos de esta) vivió en Mallorca.

Se alojaron en una celda de la Cartuja de Valldemossa en busca de tranquilidad y por recomendación facultativa por el saludable clima de la isla en el caso de Frederic.

Y su breve estancia sirvió a la escritora para relatar sus vivencias en su citado libro y en el caso de él para componer los 24 Preludios Op. 28 (una obra de arte, dicho sea).

Muerte de Chopin

Chopin falleció en París un 17 de octubre de 1849 a los 39 años.

La causa más probable de su muerte fue una tuberculosis de los pulmones y laringe que degeneró en una pericarditis. 

Por expreso deseo (y por su pavor a ser enterrado vivo), se le extrajo el corazón y fue llevado a Polonia. Está depositado en una vasija bañada en coñac en la cripta de la Iglesia de la Santa Cruz, en Varsovia.

El genio está enterrado en el cementerio Père-Lachaise de París.

Durante sus últimos 18 años se mantuvo vendiendo sus composiciones y dando clases de piano, El éxito de estas actividades le permitió sostenerse económicamente hasta su muerte

Nocturno en Mi bemol Mayor Opus 9 Nº 2 de Chopin interpretado por Vadim Chaimovich

Saber más

Nuestro top ventas

Ver todos

Obras maestras

Chopin se lució allá donde hubiera un piano. Escribió todo tipo de obras para este instrumento en diversos géneros musicales de la época. Pero también cuenta con obras orquestales de mayor envergadura como sus dos conciertos para piano.

Estudios para piano (Études)

Los estudios de Chopin son obras para piano destinadas al aprendizaje de sus alumnos. Pero no hay que llevarse a engaño porque entre ellos hay verdaderas bellezas musicales.

Se trata de tres libros que suman 27 piezas compuestas en la década de los 1830, cuando Frédéric tenia apenas 20 años.

Hay 12 études Opus 10, otros 12 estudiso Opus 25 y tres estudios sin numerar, compuestos para un libro de método.

No dejes de escuchar (por su melodía, pero también por su complejidad interpretativa) estos:

  • Étude Op. 10, nº 1 en Do mayor (una auténtica cascada de notas musicales).

  • Étude Op.10 nº 3 en Mi mayor (preciosa y tranquila melodía que escucharás al menos dos veces seguidas).

  • Étude Op.10 nº 12 en Do menor "Revolutionary".

  • Étude Op. 25, nº 11 en in La menor (trepidante sucesión de teclas).

Polonesas y mazurcas polacas

La polonesa (en francés polonaise) es una pieza originaria de Polonia, de la que toma su nombre. Se trata de una composición animosa y rítmica, que recuerda a la marcha militar.

El músico compuso más de 20 polonesas a lo largo de su carrera como atestiguan sus números de obra: Opus 26, Opus 40, Opus 44, Opus 53 y Opus 61.

La polonesa, es una pieza vibrante y melodiosa, militar, que pronto tararearás (aunque no conviene abusar del género bajo riesgo de hartazgo). No dejes de escuchar estas primero:

  • Polonesa Opus 26, nº 1 (vibrante inicio y bonita parte intermedia) recuerda a sus Scherzo
  • Polonesa Opus 40, nº 1.
  • Polonesa en la bemol mayor, op. 53 n.° 6 "Heroica".

Por su parte, la mazurca es una danza popular de la región norte de Polonia, Mazuria. Es una música tranquila y relajante.

Frédéric compuso muchas mazurcas a lo largo de su vida, especialmente en su juventud (Opus 6, 7, 17, 24, 30, 33, 41, 50, 56, 63, 67, 68 además de mazurcas sueltas).

Las mazurcas de Chopin más conocidas por las que empezar son:

  • Mazurcas nº 41, Op.63 nº 3 en Do sostenido.
  • Cuatro mazurkas, op. 67 n.° 4 en La menor.

Nocturnos de Chopin

Chopin compuso una veintena de piezas lentas, sentimentales que evocan la tranquilidad de la noche a lo largo de unos 15 años.

Sus nocturnos se agrupan en distintos números de obra (Opus 9, 15, 27, 32, 37, 48, 55 y 62) y algunos son póstumos (Opus 72).

Los nocturnos de Chopin que más me interesa recomendar son los:

  • Nocturno Op. 27 número 2 en Re bemol mayor.
  • Nocturno Op. 9 número 2 en Mi bemol mayor.
  • Nocturno Op. 55 número 1 in Fa menor.

Sonatas para piano

Frédéric compuso tres sonatas para piano.

La primera Sonata (Opus 4 en Do mayor) es una obra de juventud rápida, con mucha técnica y un tercer movimiento (Larghetto pausado y melodioso), seguido de un acelerado Finale: presto.

La Sonata para piano nº 2, opus 35 en Si bemol menor es una obra de arte. El primer movimiento (Grave) es un precioso y ágil inicio seguido por pasajes tranquilos que vuelven a la agitación inicial.

El segundo movimiento (Scherzo) es también bastante acelerado pero tiene una parte intermedia lenta que invita a la reflexión y anticipa el tercer y más conocido movimiento de la obra. Recuerda a los propios Scherzi del compositor.

No te pierdas su tercer movimiento (Marche funèbre), con la marcha funebre de Chopin. Seguro que te suena.

El movimiento de cierre de esta segunda Sonata (Finale.Presto) es una confusa sucesión de escalas musicales que al oído del neófito serán ruidosas. Pero para mí es la mejor representación de la turbación que sentía el compositor. Y el perfecto broche en apenas un minuto y medio para una obra maestra y la marcha fúnebre.

La Sonata para piano nº 3, Opus 58 en Si bemol es otra obra de arte. El primer movimiento (Allegro maestos) es rápido y ágil y denota una mayor madurez del compositor. Su parte central es muy bonita al oído.

Le sigue un Scherzo Molto Vivace inicio seguido por pasajes tranquilos que vuelven a la agitación inicial.

El tercer movimiento (Largo), es muy, muy elaborado y melodioso, con un inicio y una parte intermedia preciosas. De esas que te transportan a otro lugar, como si de un viaje se tratara. Relajante entre tanta agitación.

El Finale lleva anotado un Presto, non tanto, que define su carácter, creciente en intensidad y con una melodía tan agitada como pegadiza.

Baladas y Scherzos

Las 4 Baladas de Chopin y sus 4 Scherzos (scherzi) son piezas para piano de larga duración y bellísima factura.

Las más conocidas de las Baladas son la número 1 en Sol menor, Op 23 y la número 4 en Fa menor Op 52, pero las cuatro son muy bonitas.

En cuanto a los Scherzos, aunque el nº 2 en Si bemol menor, Op 31 es considerado una obra maestra, a mí personalmente me atrae también el nº 1 en Si menor Op. 20.

Conciertos para piano

El músico polaco compuso dos conciertos para piano típicamente románticos. Sin ser obras maestras son de fácil escucha y tienen estructuras similares.

Los dos comienzan con movimientos largos seguidos por movimientos lentos que recuerdan al nocturno y finales juguetones.

El Concierto para piano número 2, op. 21 de 1829 es bastante agradable.

Frédéric Chopin

  • Nocturnos
  • Baladas y Scherzi
  • Conciertos Piano
  • Mazurkas

Chopin vivió en Mallorca

Entre el 15 de diciembre de 1838 y el 11 de febrero de 1839, Chopin y su pareja George Sand (junto con los dos hijos de esta) abandonaron París trasladándose a vivir a Mallorca.

La razón de este traslado "forzoso" fue por recomendación facultativa por el saludable clima de la isla tras diagnosticársele al músico de tuberculosis. Aunque, también se especula que un amante de Sand (seudónimo de Amantine Aurore Lucile Dupin de Dudevant) retó a un duelo al débil y angustiado Frederic, y la pareja puso pies en polvorosa.

Durante su estancia, la pareja de Chopin y los dos hijos de ella se alojaron en una celda de la Cartuja de Valldemossa en busca de tranquilidad y sosiego.

Y su breve estancia sirvió a la escritora para relatar sus vivencias en su libro "Un invierno en Mallorca". Y en el caso de él para componer los 24 Preludios Op. 28 (una obra de arte, dicho sea de paso).

Sigue explorando

Wolfgang Amadeus Mozart
Mozart (1756-1791)

Wolfgang Amadeus Mozart

  • Wolfgang Amadeus Mozart
Samuel Barber
Barber (1910-1981)

Samuel Barber

  • Marco Antonio y Cleopatra
  • Adagio for Strings
  • Agnus Dei
magnifiercross