Septimino de Beethoven

Una de esas partituras que hay que escuchar para empezar a amar la música clásica
Música de cámara
Beethoven (1770-1827)
  • 1799-1800
  • Érase una vez el hombre
  • María Teresa I
Beethoven retrato de Riedel en 1801
El Septimino pertenece a la segunda mitad del sXIX, que consistía en música de mecenazgo del músico para el divertimento de los nobles que lo mantenían en sus frecuentes serenatas nocturnas.

En sus años de juventud, Beethoven (1770-1827) compuso piezas musicales sencillas, agradables al oído y nada agotadas. El Septimino de Beethoven es una de esas partituras que hay que escuchar para adentrarse en la música clásica. Eran años en los que, fallecido Mozart, se cerraba la época Clásica para adentrarse, sin darse cuenta, en la nueva corriente del clasicismo.

Pero el Septimino pertenece a la segunda mitad del sXIX, que consistía en música de mecenazgo del músico para el divertimento de los nobles que lo mantenían en sus frecuentes serenatas nocturnas. Y ese es su espíritu. El de un Beethoven de 29 años que aún no es consciente de sus próximos problemas de sordera y aislamiento social por su deficiencia.

Contexto

Ludwig van Beethoven nació en Bonn en 1770. Al final de su veintena, frisando los 30 y en los albores del nuevo siglo XIX era ya un músico que empezaba a dar muestras de gran autoridad.

Su estilo se situaba a caballo entre lo clásico y un nuevo estilo de componer más desenfadado, alejado de aquel al que obligaba la música de mecenazgo del período anterior en su ocaso. Era una época en la que la estrella de Mozart se había apagado (murió en 1791), Haydn era un señor bastante mayor muy apegado a Londres, y el público vienés demandaba nuevos talentos.

Fecha de composición

Beethoven supo aprovechar su oportunidad y, sin alejarse del estilo clásico languideciente, compuso su Septimino Op. 20 entre 1799 y 1800.

Se lo dedicó a María Teresa I de Austria (Maria Theresa Kaiserin von Österreich) (1717-1780), cuñada del Archiduque Rodolfo, en un gesto audaz del músico para ganarse el afecto de las élites austríacas.

El Septimino se escuchó por primera vez en una audiencia privada en el Palais Schwarzenberg de Viena, propiedad de los príncipes Schwarzenberg y uno de los lugares preferidos de la aristocracia vienesa, a principios de 1800.

Su estreno en concierto de pago para el propio compositor (Akademie) fue el 2 de abril de 1800 en el Hofburgtheater (Teatro Nacional de Austria) vienés, junto con su Primera sinfonía. 

Fue editado para su venta en 1802 en Leipzig por Hoffmeister & Kühnely. Poco después de su estreno, apareció en múltiples transcripciones para piano solo, dos guitarras, piano a cuatro manos, cuarteto de piano y arreglos de trío del propio Beethoven para clarinete o violín con violonchelo y piano.

Atendiendo al número de arreglos y adaptaciones que se hicieron sobre la partitura original, podemos hacernos idea de la gran acogida que tuvo entre vieneses y alemanes en general.

La música de "Erase una vez el hombre"

El tercero de los seis movimientos del Septimino de Beethoven, "Tempo di menuetto" es una de las melodías más escuchadas en todo el mundo.

La reconocerás inmediatamente porque es la música con la que se presentó la serie de dibujos animados francesa "Érase una vez el hombre" de Albert Barillé (Procidis), estrenada en 1978.

Aquí te dejo una buenísima interpretación del Septimino por parte de Janine Jansen y la International Chamber Music Festival Utrecht de 2011.

Janine Jansen & friends con interpretan el Septimino de Beethoven, Op. 20 en el International Chamber Music Festival Utrecht 2011

Sala de conciertos
Saber más

Nuestro top ventas

Ver todos

Septimino de Beethoven

El Septimino en Mi bemol mayor, Op. 20 de Beethoven es una obra de juventud. Pero no por ello deja de ser una obra maestra. Sobre todo si te estás iniciando en la música clásica y te apetece escuchar música sencilla, no muy exigente y agradable.

Es un septeto, es decir, una pieza escrita para 7 instrumentos: violín, viola, violonchelo, contrabajo, clarinete, trompa y fagot. En otros idiomas al septeto o septimino se le conoce como septett (alemán), septuor (francés) y septet (inglés).

La pieza se desarrolla en 6 movimientos y tiene una duración global, dependiendo de la interpretación, sobre los 41 minutos. En la grabación del Wiener Oktett con Decca, entre paréntesis sus duraciones:

  • I Adagio - Allegro con brio (10,22)
  • II Adagio cantabile (8,57)
  • III Tempo di menuetto (3,27)
  • IV Tema con variazione. Andante (7,28)
  • V Scherzo. Allegro molto e vivace (3,28)
  • VI Andante con moto alla marcia - Presto (7,04)

I Adagio - Allegro con brio

Comienza el Adagio (Mi bemol mayor) con una ligera y lenta conversación entre las cuerdas y los vientos que da paso al tema inicial muy pegajoso y animado. Es este inicio del tema, solo con cuerdas, se vienen a la cabeza las Sonatas para violín del de Bonn.

Le siguen otros dos temas distintos y agradables.

II Adagio cantabile

El Adagio cantabile está escrito en La bemol mayor, en forma sonata. Es el clarinete el que toma la iniciativa musical con un tenue acompañamiento de las cuerdas, para ser seguido por el violín y el fagot.

Es una pieza de casi 9 minutos preciosa toda ella, que te reposa después del divertido primer movimiento. Atentos a la entrada de la trompa y sus compañeros de viento (fagot y clarinete) una vez avanzado el tema.

III Tempo di menuetto

El minuetto (Mi bemol mayor) es un tema divertido que has escuchado mil veces: la mencionada melodía de la serie de dibujos animados "Érase una vez". La trompa y el clarinete tiene un bello papel protagonista.

Lo que no todo el mundo sabe es que el bueno de Ludwig tomó prestada esta melodía de una de sus Sonatas para piano, la Sonata para piano en Sol, Op. 49, nº 2, compuesta de 1795 a 1796.

IV Tema con variazione. Andante

Este Tema con variazione está escrito en Si bemol mayor y compuesto por cinco variaciones que se inspira en una canción popular del bajo Rin. Una de las variaciones iniciada por la trompa y el violín, con el pizzicato de las otras cuerdas y el apoyo de los vientos, es una auténtica maravilla.

V Scherzo. Allegro molto e vivace

El Scherzo que le sigue es un movimiento enérgico en (Mi bemol mayor), en el que Beethoven muestra una ingeniosa melodía que se abre con la trompa. En medio se puede escuchar un trío de vals con un imponente solo del violonchelo.

VI Andante con moto alla marcia - Presto

El movimiento final del Septimino, en Mi bemol mayor, se abre con un estilo de marcha militar lenta y un elegante violín que destaca en el cierre.

Septimino de Beethoven

  • 1799-1800
  • Érase una vez el hombre
  • María Teresa I

Obras similares al Septimino de Beethoven

Por recurrir a su misma tonalidad (curiosamente comparte número de obra), el Septimino de Beethoven se suele escuchar junto con:

  • Octeto en Mi bemol mayor Op 20, de Mendelssohn. Es un octeto para cuerda compuesto durante el otoño de 1825 cuando tenía 16 años. Este Octeto de cuerta es la culminación de un niño que durante los 4 años anteriores había compuesto un cuartero de cuerda, tres cuartetos para piano y cuerdas y un Sexteto para piano y cuerdas (1824, con Op. posth. 110).

Otra pieza de cámara que también se puede asemejar en intención y por configuración instrumental al Septimino de Beethoven, aunque ésta más sofisticada al oído, es el:

  • Octeto en Fa mayor, D. 803 de Schubert, compuesto en marzo de 1824. Fue encargado por el mayordomo principal del archiduque Rodolfo de Austria-Toscana, el Conde Ferdinand Troyer (1780-1851) y renombrado clarinetista. El Octeto de Schubert se compuso en la misma época que sus Cuartetos de cuerda "Rosamunde" y "La Muerte y la Doncella". Schubert se inspiró en la configuración del Septimino, añadiéndole un segundo violín.

Otros compositores que también se adentraron en la composición de música de cámara para septetos, octetos y nonetos Rodolphe Kreutzer (1766-1831), Louis Spohr (1784-1859), Johann Nepomuk Hummel (1778–1837), George Onslow (1784-1853), Franz Berwald (1796-1868) o Camille Saint-Saëns (1835-1921).

Sigue explorando

Mozart al teclado
Mozart (1756-1791)

Sinfonía Concertante de Mozart K.364

  • 1779
  • K364
Johannes Brahms mayor
Brahms (1833-1897)

Quinteto para clarinete Op.115 de Brahms

  • Verano 1891
  • N. Simrok (Berlin)
  • Karl Leister
magnifiercross