Fantasia en Do mayor, Op. 17 de Schumann

Aunque se la dedicó a Listz en 1839 este no la tocó en público nunca. Y Clara Schumann solo la interpretó a partir de 1866, diez años tras la muerte de Schumann.
Romanticismo
Schumann (1810-1856)
  • Fantasía en Do mayor
  • Opus 17
  • 1836
  • Dedicada a Listz
Retrato de Robert Schumann
Schumann se la dedicó a su gran amigo Franz Listz en 1839, y el húngaro le devolvió la dedicatoria por medio de su compleja Sonata en Si menor.

De toda la música de Schumann para piano, la Fantasia Opus 17 (Fantasie für das pianoforte en alemán), es una de sus obras maestras. Es más, la crítica coincide en que, probablemente sea una de las obras más bellas del Romanticismo musical por su melodiosidad y sencillez al oído.

También por el sentimiento de grandeza y ternura que transmite al oyente, una vez que se ha escuchado unas cuantas veces y te has hecho con la partitura, casi de memoria. Y, por supuesto, cuando leyendo la biografía de Schumann, eres consciente de la inestabilidad emocional y mental del compositor a lo largo de su corta y azarosa vida. Incluyendo los largos años de espera para poder obtener la mano de su enamorada Clara Wieck.

En este post, te voy a contar el contexto en el que se compuso esta obra maestra del piano romántico, sus tres movimientos en detalle, por qué toda ella lleva la "R" de romanticismo y cuáles son sus mejores interpretaciones.

Fantasia Opus 17 de Schumann

La pieza que analizamos en este post es una obra para piano solista, compuesta en Do mayor, que se desarrolla en tres movimientos y de gran envergadura.

Con una duración de unos 30 minutos, la pieza es mucho más extensa e intensa que los pequeños "pedacitos" alternando euforia con languidez (Eusebio y Florestán) al que nos tiene acostumbrados el compositor. Lejos está en propósito y extensión esta Fantasía de sus Papillons Opus 2, de las Danzas de la Liga de David Opus 6, de su Carnaval Op. 9, o de su Kreisleriana Op. 16.

Y está lejos de querer emular estas miniaturas porque la Fantasia (enorme la K475 de Mozart) es un alto en el camino del compositor, en donde expresa, lo más libremente que quiere, pero ajustándose a una cierta estructura, sus sentimientos de un momento dado.

De hecho, la Fantasia Opus 17 puede asimilarse en ambición a sus tres sonatas para piano, más ajustadas a la forma de la sonata (movimientos rápido-lento-rápido) que esta obra maestra (rápido-rápido-lento).

Fecha y contexto de la composición

Esta grandísima obra del romanticismo la compuso Robert Schumann (1810-1856) en el año 1836, cuando tenía 26 años. Pero no se publicó, tras recibir varios arreglos, hasta 1839.

La obra se la dedicó el joven Robert a Franz Liszt en 1839 aunque el húngaro nunca la interpretó en público. Sin embargo correspondió dedicándole su Sonata en Si menor en febrero de 1853 al alemán, entonces internado en un centro psiquiátrico, tres años antes de su muerte.

En aquellos años previos a su matrimonio en septiembre de 1840 con Clara Schumann (Clara Wieck de soltera, hija del maestro de piano de Robert), el compositor estaba produciendo grandes y melodiosas piezas musicales, llevado por su amor por la 9 años más joven Clara. Pero también por la angustia de su continua batalla por su mano con quien habría de convertirse en su suegro.

Fantasie in C, Op.17 de Schumann por Leif Ove Andsnes

Sala de conciertos
Saber más

Nuestro top ventas

Ver todos

Estructura de la Fantasia de Schumann

Esta obra se divide en tres movimientos (entre paréntesis su duración en la interpretación con partitura del noruego Leif Ove Andsnes, que incluyo como vídeo de apoyo de este post) con una duración total cercana a los 30 minutos.

  • Durchaus phantastisch und liedenschaftlich vorzutragen (12.20 minutos)
  • Massig. Durchaus energisch (6.50 minutos)
  • Langsam getragen. Durchweg leise zu halten (10 minutos).

Aunque su denominación final en la partitura fue la de Fantasie, en un inicio, cada uno de estos tres momentos los bautizó como "RuinasTrofeo y Pama. Gran Sonata para Piano para el Monumento a Beethoven" (Obolen auf Beethovens Monument: Ruinen, Trophaen, Palmen, Grosse Sonate f.d. Piano f. Für Beethovens Denkmal).

El primer movimiento, inicialmente llamado "Ruinas" se compuso el primero de los tres, antes de 1836, en el momento álgido de su enamoramiento por Clara Wieck y ante las dificultades que Robert encontró con su futuro suegro. Los dos siguientes se compusieron para apoyar la iniciativa de Listz de recaudar fondos para erigir un monumento dedicado a Beethoven en su natal Bonn (al que un Schumann enfermo no pudo asistir).

Primer movimiento

El primer movimiento es rapsódico y apasionado y el compositor espera que sea interpretado "completamente fantástico y apasionado" (Durchaus phantastisch und liedenschaftlich vorzutragen).

Comienza con un bello pasaje introductorio con gran actividad de la mano izquierda, recurso al ritardando y al pedal. A la segunda repetición del tema le sigue otro bello tema que da pie al inicio de la melodía en sí sobre el minuto uno.

Sobre el minuto tres hay un cambio de intensidad, presentado por un intenso forte (ff) y vuelta al tema original de apertura. Al final del minuto 4 pasamos a un nuevo tema muy bonito, creciente y precioso.

En el minuto 7.30 se suceden preciosas notas calmas que anticipan la vuelta a la turbulencia del tema agitado en el minuto 8 y vuelta a la melodía inicial.

Al final del minuto 10 asistimos a las bellas notas de cierre de este movimiento en forma Adagio.

Movimiento intermedio

El segundo movimiento, "Massig. Durchaus energisch" (Moderado. Bastante enérgico) es un rondó grandioso y agitado basado en una marcha majestuosa, con episodios que recuerdan la emoción del primer movimiento.

Pero no se debe confundir sencillez al oído con dificultad de ejecución. De hecho, este movimiento fue pensado para pianistas de la talla de Listz, que lo incluyó en sus clases de piano, pero que no veía la Fantasía apta para la exhibición en público (por eso nunca lo hizo).

Allá por el minuto 15 la agitación da paso a un tema intermedio más tranquilo y pausado. Y culmina el segundo movimiento con una serie de notas aceleradas y crecientes a partir del minuto 18 que solo se pueden entender en su magnitud e intención, como forma de dar paso contrastante al sosiego del tercer movimiento.

Movimiento final

Para mí el más bello de los tres y una pieza de referencia para escuchar en reposo y tranquilidad por la paz y amor que transmite. Se debe interpretar de forma lenta y meditativa (Langsam getragen. Durchweg leise zu halten) recurriendo al pedal.

Es una pieza dictada por el "Eusebio" que habitaba en la cabeza del músic alemán, en contraste con el Florestán del primer y segundo movimiento.

Atención a los acordes de cierre del último minuto de esta pieza y a su pianissimo. Son todos ellos (es el tercer movimiento y la obra completa), uno de los más altos representantes de los estándares del romanticismo musical por la languidez y añoranza que transmiten.

¡Cuánto tuvo que ver el amor, hasta entonces imposible de culminar, por Clara Wieck del joven Robert!

Fantasia en Do mayor, Op. 17 de Schumann

  • Fantasía en Do mayor
  • Opus 17
  • 1836
  • Dedicada a Listz

Interpretaciones para recordar

Son grabaciones de la Fantasia Opus 17 de Schumann para recordar las de:

  • Marta Argerich (Sony, 1976)
  • Wilhelm Kempff (DG)
  • Maurizio Pollini (DG, 1973)
  • Leif Ove Andsnes (EMI, 1995)
  • Alfred Brendel (Philips, 1997)
  • Eric Le Sage (Alfa, 2006)

Sigue explorando

Mozart al teclado
Mozart (1756-1791)

Sinfonía Concertante de Mozart K.364

  • 1779
  • K364
Beethoven retrato de Riedel en 1801
Beethoven (1770-1827)

Septimino de Beethoven

  • 1799-1800
  • Érase una vez el hombre
  • María Teresa I
magnifiercross