Mikhail Glinka

Mikhail Glinka

Mikhail Glinka (1804-1857) fue un compositor romántico ruso del período clásico tardío. Uno de los compositores más importantes de la música del siglo XIX y considerado como uno de los más grandes compositores rusos de todos los tiempos.

A menudo se le considera el fundador del romanticismo musical ruso y también es famoso por sus canciones patrióticas.

Como compositor recibió una gran acogida tanto en su país, donde se le considera el padre del nacionalismo musical ruso, como en el extranjero.

Infancia

Mijaíl Ivánovich Glink nació en Smolensk (población al este de Rusia) el 1 de junio de 1804. Su padre, Iván Nikolaevich, fue Capitán del ejercito zarista.

Su salud era quebradiza por lo que, a lo largo de su vida recibió cuidados sanitarios con bastante frecuencia, y se entregó en manos de eminencias algunas veces y de curanderos en otras.

Su abuela paterna fue quien se ocupó de sus cuidados. Fallecida esta, y con menos de 10 años, fue su tío materno quien lo introdujo en el amor a la música clásica.

En la finca de su tío materno el niño Mijaíl escuchó por primera vez a la orquesta de su tío tocar partituras de Haydn, Mozart y Beethoven. Y quedó prendado de los clásicos a la vez que pudo conocer de primera mano las canciones populares de los campesinos rusos de Smolensk.

En 1814, a los 10 años, comenzó formalmente su formación musical en piano y violín, de manos de una institutriz.

En San Petersburgo

Entre 1817 y 1822, Mijaíl partió a San Petersburgo para recibir una formación en idiomas, ciencias y música, en el Conservatorio de la ciudad.

Allí estudió composición, entre otros, de John Field y de Siegfried Dehn, de Nikolai Rimsky-Korsakov y de Nikolai Ershov durante seis años. Todos ellos fueron profesores muy populares en aquella época.

Esta vida en la bella ciudad del Nevá, determinaría su amor y dedicación por la música folclórica rusa, llena de colorido y armonía que vendría después. 

Poco después, se hizo famoso como compositor en Rusia y en el extranjero con su estilo propio: el nacionalismo musical ruso.

Su estilo «eslavo» compite con el «occidentalismo» que muchos compositores rusos seguían abrazando, encabezados por Tchaikovski.

Su primera ópera, «Una vida para el zar», se representó en la Ópera de San Petersburgo en 1825 cuando Mijaíl tenía 24 años. Y ya desde 1829, se le considera el o fundador de la ópera nacional rusa.

Obras de Glinka

A lo largo de sus 54 años, Mikhail Glinka compuso multitud de obras de varios géneros como las óperas y romances y canciones sobre poemas de escritores rusos. No en vano fue gran amigo de Pushkin.

También compuso variaciones para piano sobre temas de Mozart y Cherubini, otras sobre temas rusos.

Entre su música de cámara destacan el gran sexteto en Mi bemol mayor, el septeto en Mi bemol mayor o el cuarteto de cuerda en Re mayor en 1824.

También son conocidos su cuarteto de cuerdas en Fa mayor, el «Divertimento brillante» para quinteto de cuerda, el trio patético en Re menor para piano, clarinete y fagot.

En concreto escribió más de 200 óperas, aunque la mayoría de ellas han caído en el olvido y hoy no se representan.

Sus obras más aclamadas por la crítica son:

La Alondra

La Alondra (The Lark en inglés) es la más conocida del ciclo de 12 canciones «Adiós a San Petersburgo» que un despechado Mikhail compuso con motivo del abandono por parte de su mujer en San Petersburgo en la década de los 1830.

 

Jota Aragonesa y Noche de verano en Madrid

En la misma línea que otros compositores rusos como Tchaikovsky o Balakirev, Glinka, compuso obras de marcada influencia española.

Y viajó desde Paris, donde no terminó de integrarse, a España, viviendo en Valladolid, Fresdelval (Burgos) y Madrid unos años. Aquí estudió la costumbre y la música tradicional.

Sus dos oberturas españolas son muy conocidas. En ellas se pueden escuchar las castañuelas y el triángulo entre otros instrumentos característicos del flolcore musical del XIX español.

  • La «Jota Aragonesa» de Glinka, en realidad, Obertura española nº 1 «Capricho brillante sobre jota aragonesa) es una obra terminada de escribir en Madrid en 1845.

    Se dice que su origen fue una inspiradora audición musical en Madrid, en la que un conocido del compositor dedicado al comercio, interpretó una jota aragonesa con su guitarra.

    Sin embargo, esta obra no se estrenó en España sino en Varsovia, tres años más tarde, en 1848.

  • Obertura española nº 2 «Noche de verano en Madrid» (1851).

Operas de Glinka

Las dos óperas más conocidas del autor son:

  • La vida por el Zar (Iván Susanin) de 1833 es un alegato en favor del Zar ruso y contra el intento de rebelión del territorio polaco del siglo XVII durante el reinado del Zar Miguel I.

    Se estrenó en 1836.

  • Ruslán y Lyudmila (1837-1842) es una opera de gran formato basada en el  poema homónimo de Aleksandr Pushkin, amigo de Mijail, un cuento de hadas.

    Se estrenó en San Peterburgo y narra las peripecias de unos recién casados. Su obertura es muy interesante musicalmente hablando. Se desarrolla en 3 temas, Ruslán, enérgico guerrero, su amor tierno por Ludmila y el malvado enano Chernomor.

Influencia sobre Balakirev

En sus últimos años de vida, cuando Glinka tenía 51 años, y dos años antes de su muerte, conoce al joven Mili Balakirev que se debatía entre el estudio de las matemáticas y la composición musical.

Mikhail fue el revulsivo para Glinka quien tomó con fruición el estudio de la música nacional rusa y fundaría más tarde el Grupo de los Cinco con César Cui, Modest Mussorgsky, Nikolai Rimsky-Korsakov y Alexandre Borodin.

Una de las primeras obras de Balakirev fue la transcripción para piano de la canción La Alondra (y muchas otras canciones de Glinka).

Muerte

Mijaíl Glinka falleció en Berlín (Alemania) el 15 de febrero de 1857 tras una vida de médicos debido a su fragilidad. Y empeorada por el abandono de su mujer Maria Petrovna Ivanova de un día para otro.

Pasó a la posteridad como el fundador y “padre” del nacionalismo musical ruso.

En su país se le conoce como “El sol de la música rusa” y tiene la misma relevancia que Beethoven para Alemania o Mozart para Austria


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.