Escenas del bosque (Waldszenen) de Schumann

Robert a Clara: (Es una obra que) "he apreciado mucho durante mucho tiempo"
Romanticismo
Schumann (1810-1856)
  • Scènes des bois
  • Scènes de la forêt
  • Vogel als Prophet
  • 1848-49
Escenas del bosque Waldszenen (Sebastian Unrau Unsplash)
La naturaleza y la riqueza visual y olfativa que esta ofrece está presente en el corazón del músico, del artista y del poeta. No hay un poeta alemán que no dedique versos y poemas al campo, a los animales, a la vida campestre.

Robert Schumann (1810-1856) fue uno de los compositores románticos por excelencia. Reunía, todo en uno, el dolor por las dificultades que atravesó hasta conseguir la aprobación de su matrimonio con Clara Wieck o por su enfermedad mental con brotes recurrentes a lo largo de su vida. Todo esto se reflejó en el sentimiento y pasión que puso en todas sus composiciones. Sus "Escenas del Bosque", Op. 82 (en el original alemán, Waldszenen) son una obra maestra de sus últimos años de vida.

Escritas entre 1848 y 1849, este ciclo de nueve piezas para piano fueron las últimas para piano escritas por el autor, ya en su madurez, y antes de ser internado en un centro de salud para atender su estado mental problemático.

Tal vez debido a estas dificultades mentales, y a las tensiones experimentadas, Schumann logró completar cientos de brillantes composiciones para piano, cámara, orquesta, lieder e incluso una ópera. De todas ellas, sus sucesivos ciclos para piano, Papillons, Carnaval, Estudios sinfónicos, Danzas de la Liga de David, Kreisleriana, y también sus Escenas del bosque, son verdaderas obras maestras.

Y lo son porque alternan pasajes melódicos muy intensos con pasajes oscuros y atribulados, tal vez difíciles de entender en su tiempo: puro romanticismo "en vena". Y también difíciles de aprehender para el oído del principiante en la música clásica.

Por todo ello, las Escenas del bosque son, para mí, una obra para un usuario avanzado, que debería empezar por el Schumann más asequible de la Fantasia en Do Mayor, por citar un buen ejemplo.

Contexto de Waldszenen

El contexto en que se escriben las Escenas del bosque, Op. 82 (terminadas de completar en 1849) es el de un Schumann de 38 años, que está experimentando dificultades mentales, solo atenuadas por la consoladora presencia de su mujer Clara (se habían casado en 1840).

Los grandes compositores del Romanticismo están plenamente emancipados de la música de mecenazgo de la anterior época clásica.

Gracias a las clases burguesas de las ciudades pueden enseñar música a cambio de un estipendio, sin depender de la caridad del mecenas. Gracias también al emprendimiento de editores musicales y de empresarios, publican sus obras para su venta, y organizan conciertos de los que vivir, si hay fortuna en el estreno.

Los músicos se liberan de las ataduras formales del Clasicismo y componen piezas con su propia impronta a las que llaman libremente, con denominaciones de fantasía. Así, en Schumann tenemos mariposas, carnaval, escenas de niños o escenas del bosque. Y dentro de cada una de estas, títulos sugerentes como Chiarina, Eusebius, Florestan, Coquette, Sphinxes, etc.

El propio compositor citó sobre el ciclo que nos ocupa:

Los títulos de las piezas musicales, desde que se han vuelto a poner de moda en nuestros días, han sido censurados aquí y allá, y se ha dicho que 'la buena música no necesita señalización'.

Ciertamente no, pero un título tampoco le quita su valor; y el compositor, al añadir uno, al menos previene un completo malentendido del carácter de su música.

Lo importante es que el título verbal sea significativo y adecuado. Puede considerarse la prueba del nivel general de educación del compositor.

La naturaleza y la riqueza visual y olfativa que esta ofrece está presente en el corazón del músico, del artista y del poeta. No hay un poeta alemán que no dedique versos y poemas al campo, a los animales, a la vida campestre.

Y es en este contexto que se componen y como hay que entender las Waldszenen Op. 82 de Schumann.

Una obra de caza y cazadores

Las nueve Escenas del bosque que componen las Waldszenen están ambientadas en un bosque florido y tupido de vegetación y vida animal en el que se adentran los cazadores.

Schumann eligió 7 poemas literarios relacionados con el bosque para sus respectivas piezas individuales que publicó en la partitura de 1850. Tres de ellos estaban en la de Canciones del bosque del poeta alemán, Gustav Pfarrius (1800-1884), pero no figuraron en la partitura original, que sí incorporó otros versos de Hebbel en la cuarta pieza, "Verrufene stelle" (Lugar encantado).

El bosque es un espacio natural que invita a adentrarse con su insinuante vegetación. Pero, una vez adentro, surgen miedos por lo ignoto del paisaje. Los altos árboles, con sus ramas amenazantes, las fieras que acechan en cualquier lugar, la vegetación tupida en la que puede aguardar una trampa insospechada.

Es en esta confusión de estados de ánimo que Robert Schumann quiso componer sus nueve "instantáneas auditivas".

Arcadi Volodos interpreta las "Escenas del bosque" (Waldszenen), Op. 82 de Schumann

Sala de conciertos
Saber más

Nuestro top ventas

Ver todos

Waldszenen, Op. 82 (Escenas del bosque)

La obra en sí está pensada para piano solista, aunque existen versiones para más instrumentos (incluida la trompa). E incluso una versión orquestada de Andreas Boyde (1967).

Es una obra dedicada Miss Annette Preusser con la dedicatoria reza "Compuesta y dedicada a Miss Annette Preusser" (Componirt und Fräulein Annette Preusser zugeeignet). Annette era la hija de un destacado hombre de negocios de Leipzig con cuya familia los Schumann mantuvieron una larga amistad.

Probablemente se dio a conocer en 1850/51 en Leipzig por el editor Bartholf Senff.

Piezas que componen el ciclo

  • I. Eintritt im Wald (Entrada)
  • II. Jäger auf der Lauer (Cazadores al acecho)
  • III. Einsame Blumen (Flores solitarias)
  • IV. Verrufene Stelle (Lugar encantado)
  • V. Freundliche Landschaft (Paisaje acogedor)
  • VI. Herberge (Posada)
  • VII. Vogel als Prophet (Pájaro profeta)
  • VIII. Jagdlied (Canción de caza)
  • IX. Abschied (Adiós)

I Eintritt im Wald

La pieza de apertura del ciclo, "Eintritt im Wald" (Entrada en el bosque) dura unos 2,30 segundos. Está escrita en la tonalidad de Si bemol mayor y su tempo indicado es Nicht zu schnell (No demasiado rápido).

Es una de mis preferidas por su melodiosidad y por lo "pegajosa" que es. Una vez escuchada, no te la podrás quitar de la mente. Es una melodía que encuentras y recuerda a las Danzas de la Liga de David, típica de Schumann.

La apacibilidad que transmite es enorme. Pero nada más terminar esta pieza ya aparecen densos nubarrones en el horizonte en forma de cazadores con sus armas preparadas para el certero disparo.

II. Jäger auf der Lauer

El segundo tema de este ciclo es "Jäger auf der Lauer" (Cazadores al acecho) que dura un minuto y unos 25 a 30 segundos según la interpretación. Está escrito en la tonalidad de Re menor y su tempo indicado es Höchst lebhaft  (Muy animado).

Es un tema más sombrío que el anterior y refleja la inquietud del cazador que, apostado en su espera, impacienta antes de la llegada de su víctima. Es una pieza ágil y rápida, de corta duración que requiere una complicada técnica para el intérprete.

III Einsame Blumen

En tercer lugar, tenemos el tema "Einsame Blumen" (Flores solitarias), que dura un minuto y medio. Está escrito en la tonalidad de Si bemol mayor y su tempo indicado es Einfach (Sencillo).

De nuevo, es un tema precioso, armonioso y lánguido que te eleva y te atrapa desde las primeras notas como tantas otras piezas en modo "Eusebio" de Schumann. Sus últimos compases se van ralentizando de una manera asombrosamente amable.

IV Verrufene Stelle

"Verrufene stelle" (Lugar encantado) tiene una duración de unos 2,40 segundos. Está escrito en la tonalidad de Re menor y su tempo indicado es bastante lento (Ziemlich langsam).

Pone música a las siguientes estrofas de un poema de Friedrich Hebbel (1813-1863) que aparece en la partitura y dice así:

Las flores que crecen aquí tan altas
Son pálidas como la muerte;
Sólo una, allí en el centro
Se encuentra de color rojo oscuro.
El color no lo recibe del sol:
Ella nunca conoció su candor;
Lo obtuvo de la tierra
Que bebió la sangre humana.

Es un tema que evoca la dificultad dentro del bosque, el miedo y la angustia por lo que se habrá de encontrar.

V Freundliche Landschaft

Paisaje acogedor (Freundliche Landschaft), es un tema en Si bemol mayor con una duración breve sobre el minuto diez segundos y un tempo rápido (Schnell).

Incorpora rápidos y técnicamente complicados tresillos de ambas manos que crean un efecto sorprendente al oído.

VI Herberge

El tema Herbege (posada o albergue), en la tonalidad de Mi bemol mayor y tiene un tono Mässig (Moderado).

Para mí es un tema alegre, soleado y algo marcial. Es un estudio sobre el consuelo y la tranquilidad tras ver un claro en el bosque y un regato donde descansar.

VII Vogel als Prophet

El "Pájaro y el profeta" es una pieza en Sol menor, con un tempo Lento y muy suave (Langsam. Sehr zart) y una duración de 3,45 minutos.

Sus notas bien podrían representar el piar de los pájaros en el bosque. Es un tema raro y moderno para su época y anticipa las tendencias del impresionismo musical francés de la segunda mitad del XIX.

Muy pronto tomó vida propia e independiente del ciclo al que pertenece por su atemporalidad y extrañeza, incluso hoy. Sus rápidas sucesiones de notas son formidables. Fue y es uno de los favoritos del público en la actualidad.

VIII Jagdlied

El octavo tema, Jagdlied (Canción de caza) está escrito en la tonalidad de Mi bemol mayor. Su duración es de 2,25 minutos.

Es un tema de nuevo alegre, simple y cantarín que nos retorna a la infancia ingenua y fácil. Se dice que las notas rápidas emulan el trote de los caballos de los cazadores.

Es un tema que anticipa el cierre de todo el ciclo, que pide una pieza alterna, lenta y bella, como la de apertura de las Escenas del bosque.

IX Abschied

El tema de cierre de Waldszenen, es Abschied, que quiere decir despedida, y dura más de 4 minutos. Es una pieza simétrica de la de apertura, con la que comparte su tonalidad, Si bemol mayor, y su tempo, Nicht schnell (No rápido).

Al igual que el de apertura, es un tema lánguido que nos transporta de vuelta a la claridad tras lograr salir de la espesura del frondoso bosque. Es un momento de reflexión paciente sobre la experiencia recién vivida, aliviados por el retorno a la claridad.

Sigue explorando

Franz Schubert en blanco y negro
Schubert (1797-1828)

Sinfonía inacabada de Schubert (nº 8 / D. 759)

  • Die Unvollendete
  • Unfinished
  • Inachevée
  • Incompleta
Villa d´Este en Tivoli cerca de Roma
Liszt (1811-1886)

Años de peregrinaje de Liszt

  • Années de Pèlerinage
  • S.160, S.161, S.163
  • Album d´un voyageur
  • Years of Pilgrimage
magnifiercross