Arnold Schoenberg

Arnold Schoenberg

Arnold Schoenberg (1874-1951) fue un compositor, teórico musical y pintor austriaco de origen judío. Fue uno de los primeros compositores en incursionar en la composición atonal, y en la creación de la técnica del dodecafonismo basada en series de doce notas. Ambos hitos dieron nacimiento al modernismo musical.

Biografía

La biografía de Arnold Franz Walter Schoenberg (Arnold Schoenberg, también escrito Schönberg) es bastante sencilla de resumir, musicalmente hablando, aunque no exenta de tribulación y accidente.

De niño no recibió una gran formación musical al uso (salvo algunas clases de contrapunto de un amigo de infancia).

Pero su persecución de la máxima libertad de expresión musical lo llevó a promover el abandono de las reglas de la música clásica occidental para incursionar en la atonalidad y el dodecafonismo como nuevo paradigma de la composición.

Su nueva y revolucionaria forma de entender la música y la composición inspiró a alumnos de la talla de Alban Berg, Anton Webern o Egon Wellesz.

Infancia

El bebé Arnold nació un 13 de septiembre de 1874 en el barrio judío de Leopoldstadt en Viena (Austria), un barrio conocido por su numerosa oferta cultural.

Comenzó su carrera musical desde niño. A los nueve años era violinista y componía sus primeras obras.

Juventud

Los años jóvenes de Arnold fueron bastante autodidactas en materia musical. El vienés aprendió música estudiando por sí mismo las obras de grandes compositores como Johannes Brahms o Richard Wagner, entre otros. 

Al morir su padre, trabajó en el banco Wiener Privatbank Werner & Co. Durante este tiempo, solo podía ver de lejos los conciertos al aire libre en su Viena natal.

A pesar de no tener una formación musical formal parte de su desarrollo artístico se debió a su estrecha relación con figuras relevantes de la política, la música y la cultura vienesa de su época.

De tres de ellos, amigos de infancia o juventud, Arnold aprendió teoría musical, poesía y filosofía.

Es el caso de Oskar Adler (1875-1945), un violinista y físico muy influyente en el joven Arnold, y hermano del austro-marxista, Max Adler.

O de David Joseph Bach (1874-1947), en palabras del propio Schooenberg, «lingüista, filósofo, conocedor de la literatura y matemático», además de «buen músico».

O el caso del compositor y director de orquesta austriaco Alexander von Zemlinsky (1871-1942), único profesor del que Schoenberg recibió formación musical formal (Zemlinsky le dio lecciones de contrapunto).

Zemlinsky había fundado una orquesta amateur llamada Polyhymnia en 1895 y al ofrecerse Arnold a tocar en ella como violoncelista, ambos músicos se conocieron, para su mutua admiración.

De hecho, el 7 de octubre de 1901 Arnold se casa con la hermana de Alexander, Mathilde y ambos pasan a ser cuñados.

El matrimonio con la primera mujer de Arnold, tuvo dos hijos y duró hasta 1923, cuando Mathilde tiene una infidelidad con el inquilino que debieron meter en casa por sus estrecheces ecoómivas. El inquilino, Richard Gerstl, un pintor 22 años más joven que ella, terminó suicidándose y el matrimonio separándose.

Se dice que esta infidelidad pilló a Arnold en medio de la composición de su segundo cuarteto de cuerda, motivo por el cual, la partitura deriva en una primera incursión en la atonalidad para escándalo de la sociedad vienesa de su estreno.

A través de Zemlinsky, Schönberg pudo conseguir un lugar de excepción en los círculos musicales de la Viena.

Asumió la dirección del Coro “Freisinn” de Mödling y del Coro Masculino de Canto de Meidling, así como el puesto de maestro del Coro de metalúrgicos de Stockerau.

Madurez

La época madura del compositor austriaco coincide con su deseo por liberar la libertad de expresión al máximo, como hacían pintores expresionistas de su época como Kandinski o Munch.

Para él, una forma de alcanzar la «verdad» en el arte consistía en liberar el inconsciente que hay en uno y trasladar esto a una partitura.

Esto daría lugar en las dos primeras décadas del siglo XX a la creación de la atonalidad musical, para espanto de las audiencias de su época.

De 1912 a 1921 el músico desarrolló la técnica del dodecafonismo, llamada música en serie.

También dió clases de composición en Berlín (Alemania), que abandonaría en los primeros atisbos de la persecución judía por los Nazis para encontrar asilo en los EEUU.

Muerte

El 13 de julio de 1951 muere Schoenberg en Los Ángeles, California (Estados Unidos) a la edad de de un infarto agudo de miocardio.

Está enterrado en el cementerio central de Viena, el Zentralfriedhof, en el barrio de Simmering.

Música de Schoenberg

La música de Schoenberg no se puede entender sin los conceptos de la atonalidad y el dodecafonismo.

Las obras de Arnold Schoenberg del primer cuarto del siglo XX van progresivamente abandonando las escalas musicales y tonalidades de la música clásica por una serie de notas sueltas que para el músico tienen la misma importancia.

Y que dan lugar a lo que la crítica llamaría atonalidad y él bautizaría en los años 1920 como dodecafonismo. 

El dodecafonismo se considera el hito para el nacimiento del modernismo musical. Supone el abandono del sistema tonal basado en la escala musical y sus acordes. Cada escala musical tonal tiene una nota dominante, la tónica, que da nombre a la tonalidad y que puede ser mayor o menor.

El dodecafonismo propugna la igualdad de todas las notas de una octava, desterrando la preponderancia de la tónica, que deja de ser el referente de esa escala, para tener la misma importancia que el resto de notas.

Los músicos clásicos posteriores al austríaco se han visto influenciados por esta concepción moderna de la expresividad musical y obsesión por la búsqueda de sonidos novedosos alejados del clasicismo.

Obras de Schoenberg

Las producción musical de Schoenberg se caracteriza por la atonalidad. Es por tanto una música muy difícil de apreciar y estridente para el lego y muy apreciada por el músico profesional ahíto de conocimientos.

Los expertos coinciden en que sólo por medio de la escucha repetitiva, se puede apreciar la lógica y el impacto emocional buscado por Schoenberg en sus composiciones atonales.

Aún así, el compositor atonal compuso 4 óperas (entre ellas Moisés y Aarón), obras orquestales de varios formatos (su «Pelleas und Melisande», Opus 5, de 1903 es un poema sinfónico con para orquesta completa), cuartetos de cuerda y otras obras de cámara y unas 30 canciones.

Las obras más conocidas de Schoenberg son:

Noche transfigurada, Opus 4 de 1899

Noche transfigurada (Verklärte Nacht), compuesta en 1899 fue originariamente concebida para ser interpretada por un sexteto de cuerdas pero después se arregló para un formato de cuerda mayor, ganando en expresividad.

Se inspira en las vicisitudes de una joven pareja, cuando ella confiesa su infidelidad a su pareja que la perdona y promete amor eterno. Es una partitura bastante dramática y enternecedora que recuerda a Tristán e Isolda de Wagner.

Pierrot Lunaire Opus 21 de 1912

Pierrot Lunaire es una composición para voz y cinco instrumentos que se desarrolla en 21 poemas.

Todos ellos narran la vida de un cómico (un pierrot) lunático y enamorado, con fuertes cambios anímicos en el tono y el estilo musical.

Cuartetos para cuerda de Schoenberg

De los cuartetos que compuso, el cuarteto para cuerda nº 3, Opus 30 de 1927 es una obra maestra. Se considera una de las mejores representantes del dodecafonismo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.