Concierto para piano nº 21 de Mozart (K467)

Uno de los conciertos para piano más bellos que existen
Clasicismo
Mozart (1756-1791)
  • Nº 21, K467
  • Viena
  • Marzo 1785
  • Elvira Madigan
Elvira Madigan Mozart
Al segundo movimiento del Concierto para piano nº 20 de Mozart se le conoce como Elvira Madigán desde la difusión de la película dle mismo nombre dirigida por Bo Widerberg (1939-1997), director de cine y escritor sueco, en 1967.

Uno de los conciertos para piano más bonitos jamás escrito es el Concierto para piano y orquesta nº 21 de Wolfgang Amadeus Mozart.

Escrito en Do mayor, y con el número de obra K.467 tiene un lánguido y pegadizo segundo movimiento que te llevará a querer escucharlo una y otra vez. Una vez ahíto de tanta sensiblería, querrás ampliar a los dos movimientos de apertura y cierre del Concierto para tener una idea de conjunto más equilibrada y así poder admirar la grandeza de esta obra musical como un todo.

El nº 21 es un concierto que suele ir de la mano del también precioso Concierto para piano nº 20, K.466. Ambos fueron compuestos en Viena en la misma época (10 de febrero de 1785 el nº 20 y marzo de 1785 el nº 21). El periodista, escritor y biógrafo norteamericano, David Grayson (1870-1946) dedicó una publicación al análisis de estos dos conciertos en detalle.

En esta entrada analizamos el Concierto para piano nº 21 de Mozart.

Conciertos para piano de Mozart

Mozart fue uno de los máximos exponentes del Clasicismo musical. Su corta vida (murió con tan solo 35 años) transcurrió entre 1756 y 1791 justo antes de las revoluciones burguesas que acabarían con las monarquías absolutas en toda Europa.

Siendo un prodigio musical, tuvo el privilegio de poder componer y tocar su música para todos los salones y cortes de media Europa. Su fama se la ganó a pulso, pero a costa de ser una especie de genio musical errante.

En sus años jóvenes de gira europea, no pudo lograr la estabilidad de un mecenas que lo afianzará tranquilamente en una ciudad con su familia. Más bien fue un talento errante en Salzburgo y Viena que pasaba meses de gira por Paris, Londres, Ámsterdam o Roma. Esto le condenó a no descansar mientras crecía y perdía la candidez y el atractivo del pequeño prodigio musical.

Entre 1767 y 1791 compuso 27 conciertos para piano y orquesta. Los cuatro primeros (KV 37, 39, 40 y 41) fueron más bien adaptaciones al piano y arreglos orquestales de movimientos de sonatas de otros compositores. Por tanto, no fueron obras originales, pero hay que reconocer que los hizo con 11 años.

Los números 14 en adelante fueron escritos a partir de 1784 y se consideran obras de madurez del austríaco.

Su último concierto para piano el número 27 (KV 595) fue su primera composición de 1791 (murió el 5 de diciembre de ese año) y representa un retorno de Mozart al género.

Conciertos previsibles

Si algo tienen en común sus conciertos para piano y orquesta es que son previsibles. Y lo son porque todos ellos se ajustan fielmente al patrón clásico del concierto para piano.

La estructura de los conciertos para piano y orquesta de Mozart comprende tres movimientos siempre. El concierto comienza con un Allegro, que es un primer movimiento rápido.

Le sigue un segundo movimiento lento (Andante o Adagio) en el que el compositor a veces permite alguna floritura al intérprete como en el Concierto para piano nº 21 de este post.

Cierra el concierto un tercer movimiento, de nuevo rápido (Allegro) como el primero, que envuelve el conjunto y le da empaque.

Concierto para piano nº 21 en Do mayor, K.467 de Mozart con Maurizio Pollini al piano y Riicardo Muti dirigiendo la Orchestra filarmonica della Scala (2004)

Sala de conciertos
Saber más

Nuestro top ventas

Ver todos

Concierto para piano nº 21 de Mozart

El Concierto para piano n.º 21 en Do mayor, K. 467, de Mozart fue escrito y completado el 9 de marzo de 1785. Mozart tenía entonces 29 años recién cumplidos y vivía en Viena.

El estreno se produjo un día después, el 10 de marzo de 1786 en el Teatro de la Corte Imperial y Real de Viena (Hof-Operntheater), desde 1920 Ópera Estatal de Viena, con Mozart como productor y promotor musical.

Para piano y orquesta

La formación orquestal para la que fue compuesto incluye el piano solista, vientos (flauta, oboes, fagotes y trompas), cuerdas y timbales.

Estructura

El concierto se estructura en tres movimientos con una duración total sobre los 30 minutos, dependiendo de la interpretación.

  • Allegro maestoso (14,40 minutos aprox.)
  • Andante en Fa mayor (8 minutos aprox.)
  • Allegro vivace assai (8 minutos aprox.)

Allegro maestoso

El primer movimiento te transporta a un festejo vespertino en un palacio vienés del XVIII con su comienzo algo marcial y alegre (hay algo de Serenata Haffner en sus primeros compases).

Los instrumentos de viento se alternan con los de cuerda en el tema inicial para dar paso tras una bella introducción al piano. Este comienza su expresión con rápidas secuencias y cascadas de notas que recuerdan a los trinos de pajarillos antes de irse a dormir. El diálogo entre el piano y la orquesta es muy bonito. Cada formación sabe respetar los tiempos y momentos del otro en todo momento, cediendo el protagonismo al piano con elegancia.

El cierre vuelve a recordar a la serenata, es alegre, pero termina lento su último compás, dando paso al segundo movimiento, Andante.

Andante en Fa mayor

El segundo movimiento, es un precioso Andante, lánguido y pegadizo que no te abandona una vez que lo hayas escuchado.

Comienzan las cuerdas introduciendo el tema, apoyándose en los vientos para entablar un precioso diálogo introductorio para el piano. Su parte central suele ser de libre interpretación y floritura para el intérprete. Eso hace que si te acostumbras a uno, te "chirríe" un poco la del segundo o tercero que escuches.

Como curiosidad, este movimiento tiene nombre desde finales de los años 1960. Se conoce como Elvira Madigan (ver más abajo) por la película homónima sobre una mujer danesa que vivió un amor tórrido e imposible con trágico final en el XIX.

Allegro vivace assai

El final de este Concierto es vibrante. Típicamente mozartiano.

Concierto para piano nº 21 de Mozart (K467)

  • Nº 21, K467
  • Viena
  • Marzo 1785
  • Elvira Madigan

Elvira Madigán

Al segundo movimiento del Concierto para piano nº 20 de Mozart se le conoce como Elvira Madigán desde la difusión de la película dle mismo nombre dirigida por Bo Widerberg (1939-1997), director de cine y escritor sueco, en 1967.

Elvira Madigán (de soltera Jensen) fue una acróbata de circo danesa que vivió a finales del siglo XIX. Durante una gira por Suecia conoce a un oficial sueco casado con el que tiene una aventura amorosa de tres años que los lleva a huir a Suecia. Terminados sus recursos y cansados de huir de la justicia y del qué dirán, toman una resolución fatal: el treintañero oficial toma la resolución de acabar con la vida de Elvira de 18 años, suicidándose acto seguido.

En ella, el director tomó prestado de Mozart el segundo movimiento del Concierto para piano n.° 21 de Mozart del que hemos hablado aquí. Y desde entonces, gracias a la fuerza y sentimentalismo que transmite la melodía, la protagonista de la película cedió su nombre a la universal música del austríaco.

Posteriormente también se incluyó en la banda sonora de la película francesa Le concert de 2009.

Sigue explorando

Johannes Brahms mayor
Brahms (1833-1897)

Sinfonía nº 3 Op 90 de Brahms

  • 1883
  • Fa mayor
  • Opus 90
  • "Eroica de Brahms"
Wolfgang Amadeus Mozart por Johann Nepomuk della Croce
Mozart (1756-1791)

Sonata para piano en Fa Mayor K332 de Mozart

  • Sonata piano nº 12
  • K332 Fa Mayor
  • 1783
magnifiercross