Tomás Bretón

Tomás Bretón

Tomás Bretón (1850-1923), nacido en una familia humilde salmantina, fue un compositor y director de orquesta español. Fue un firme defensor de la zarzuela, el género chico español, frente a la ópera italiana defendida por Barbieri.

Su carrera como pianista empezó en la escena musical española de Madrid llegando a convertirse en un músico consumado y un destacado compositor que influyó en algunos de los más grandes compositores españoles.

Biografía de Bretón

Infancia y juventud

Tomás Bretón y Hernández nació en Salamanca el 29 de diciembre de 1850 en el seno de una familia con pocos recursos.

A pesar de su inclinación por las artes y la música, solo con sacrificios, logró su familia que entrara en la Escuela de Bellas Artes San Eloy en Salamanca donde estudió música hasta la adolescencia.

Allí comenzó a ejecutar el violín, ganándose la vida, en aquellos primeros años participando en orquestas provinciales, teatros e iglesias de Salamanca y sus alrededores.

A los 16 años el afamado director de orquesta, compositor y maestro de canto, Luis Rodríguez de Cepeda (1819-1889) le anima a trasladarse a Madrid para completar sus estucios musicales.

Allí ingresa en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, recibiendo formación en composición de Emilio Arrieta (1821-1894), precursor del estudio y composición de la zarzuela.

Corre el año 1866 y, de nuevo, el músico salmantino toca en orquestas de teatros de zarzuela madrileños para ganarse la vida. Entre ellos la orquesta de Francisco Asenjo Barbieri (1823-1894), firme defensor de la zarzuela e investigador de la ópera italiana. Con todo, Bretón se impregna del género de la zarzuela, la ópera chica española.

En 1872 recibe el primer premio de composición del Conservatorio junto con el alicantino Ruperto Chapí (1851-1909), otro de los grandes compositores de zarzuela (La Revoltosa).

Ese mismo año funda la Unión Artístico Musical para la promoción del teatro y la música, trayendo múltiples obras extranjeras y españolas a Madrid. Fue su director entre 1878 y 1881.

Entre 1885 y 1889 dirigió la Sociedad de Conciertos de Madrid, principal orquesta madrileña de la época, trayenfo interesantes programaciones musicales.

Tomás contó con la protección de Guillermo Morphy, conde de Morphy, quien le ayudó a financiar la representación de su ópera «Los amantes de Teruel» el 12 de febrero de 1889, en el Teatro Real de Madrid.

El éxito del estreno consolidó a Bretón como el principal impulsor de la ópera española de finales del XIX.

Madurez

En 1880, el joven de 30 años es becado por la Academia de Bellas Artes de San Fernando para estudiar en el extranjero.

Esto le permite vivir en Italia (Roma y Milán), Austria (Viena) y Francia (París) los siguientes cuatro años, al tiempo que perfecciona sus conocimientos musicales.

En 1901, Bretón fue nombrado director del Real Conservatorio de Música de Madrid, donde permaneció hasta 1915, cuando dejó la dirección por motivos de salud. Su objetivo fue modernizar la enseñanzas del Conservatorio trayendo talento extranjero y dando oportunidades a la nuevos compositores e intérpretes.

Muerte

Tomás Bretón falleció en Madrid el 2 de diciembre de 1923 a los 72 años.

Obras de Tomás Bretón

Si hay un género que encarna la figura compositora de Tomás Bretón ese es la zarzuela. Pero el compositor también abordó otros géneros como la ópera (cuenta con una decena de obras como «Los amantes de Teruel», «Guzmán el Bueno», «Raquel», «Garín» o «Farinelli») o la música orquestal (dos sinfonías).

Compuso obras originales para la escena y también orquestó y adaptó al español óperas francesas e italianas. Sin embargo se le criticó por adoptar es estilo y formas italianos en esas óperas, y por su ausencia de «españolidad»

También compuso música de cámara (3 cuartetos de cuerda, 1 trío de cuerda, un sexteto para piano, entre otras piezas) así como canciones y obras corales para voz y piano.

De todas sus zarzuelas, La Verbena de la Paloma, estrenada cuando Bretón tenía 44 años, es una de las más conocidas mundialmente y una obra maestra.

La Verbena de la Paloma

Esta zarzuela, que se estrenó en 1894 en el Teatro de la Zarzuela de Madrid y aún hoy se representa con frecuencia, se desarrolla en el corazón de Madrid.

Se trata de un sainete sobre un libro de Ricardo de la Vega en el que se aborda una historia del Madrid castizo, un boticario enamoradizo, dos chulapas guapas de apodo «la casta» y «la Susana», el novio celoso de una de ellas, etc.  

En La Alhambra

En La Alhambra es una serenata para orquesta presentada en 1888. Su germen data de 1881 durante su estancia en Italia, siendo perfeccionada en Madrid en 1888.

Se trata de una pieza sinfónica muy bella en cuanto a las melodías y ritmos cambiantes y que emula la corriente del pintoresquismo andaluz tan de moda en la segunda mitad del XIX.

Obras similares en estilo son «La fantasía morisca» de Chapí o «La arlesiana» de Bizet.

Sinfonías de Bretón

Dos son las sinfonías que el músico salmantino compuso:

  • La Sinfonía nº 1 en Fa mayor (1872), dedicada a su profesor Emilio Arrieta.
  • La Sinfonía nº 2 en Mi bemol mayor (diciembre de 1882 a marzo de 1883).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.