Claudio Monteverdi

Barroco
Monteverdi (1567-1643)
  • Duque de Mantua
  • San Marcos Venecia
  • Vespro della Beata Vergine
Claudio Monteverdi retrato
Claudio Monteverdi (1567-1643) fue un compositor, cantante, director de coro, violagambista y eclesiástico italiano. Monteverdi es conocido como el responsable […]

Claudio Monteverdi (1567-1643) fue un compositor, cantante, director de coro, violagambista y eclesiástico italiano. Monteverdi es conocido como el responsable del nacimiento de la ópera del siglo XVI, dejando atrás la tradición polifónica de la época. Además, se le conoce también como el responsable de la transición del estilo musical renacentista al de la música barroca.

Claudio Monteverdi es una figura de gran influencia en la historia musical europea y sus obras musicales se interpretan y se graban con regularidad en la actualidad.

Sus óperas al final de su vida presentan músicas completamente imbricadas en los personajes operísticos y habrían de servir de molde para muchos compositores posteriores.

Biografía de Claudio Monteverdi

Infancia

El niño Claudio Giovanni Antonio Monteverdi (Claudio Monteverdi) nació un 15 de mayo de 1567 en Cremona (Ducado de Milán en Italia) y fue en la población lombarda donde recibió sus primeras enseñanzas musicales.

Su padre Baldassare Monteverdi era farmacéutico y su madre Maddalena Zignani, empleada del hogar. La familia no tenía muchos recursos.

Pronto mostró su destreza y habilidad en el campo de los instrumentos de cuerda. Desde muy temprana edad se dio a conocer como compositor.

A los 15 años ya había publicado su primera colección de motetes tripartitos en Venecia (Sacrae cantiunculae, Canciones sagradas).

Se cree que entre 1576 y 1592 realizó sus estudios de música con Marco Antonio Ingegnieri (1535-1592), maestro de capilla de la Catedral de Cremona.

En 1583 se editaron en Brescia sus Madrigali spirituali (Madrigales espirituales). Y continuó componiendo música secular (para ser cantada fuera de lugares sagrados) durante varios años más.

En la Corte de Mantua

En 1590, en su veintena, su innato talento y maestría en el arte de tañer la viola le abrieron las puertas del puesto de músico de corte del duque de Mantua y Monferrato. El duque, Vincenzo I Gonzaga (1562-1612), era entonces una de las personas más acaudaladas y cultas de Lombardía.

La de Mantua era entonces una de las cortes más importantes de Italia. Y le aseguraba sustento y protección mientras se dedicaba a lo que mejor sabía hacer: la composición de madrigales y la dirección musical. Su tercer libro de madrigales, publicado en Venecia en 1592 fue dedicado al duque.

Al servicio del Duque de Mantua tuvo la oportunidad de desplazarse a otros países siguiendo las expediciones militares del Duque. Estuvo en Hungría (1595) y Flandes (1599) donde tocaba música en los momentos de asueto del noble lombardo.

Caído en gracia del Duque, éste le nombró director musical, dándole libertad para seguir componiendo piezas musicales, especialmente la nueva forma de la ópera, desconocida en Lombardía.

Casamiento

En 1599, a los 32, se casó con una de las cantantes de la corte, Claudia Cattaneo, con la que tuvo dos hijos en 1601 y 1603 y fue bastante feliz.

Desde 1601 es nombrado maestro de capilla en Florencia. Y desde 1613 hasta su fallecimiento en 1643 maestro de capilla de San Marcos en Venecia.

Invención de la ópera mantuana

En 1606, el heredero del Duque, Francesco IV le encargó componer La fábula de Orfeo a partir de un libreto de Alessandro Striggio el Joven, que se habría de estrenar en los carnavales de 1607.

El estreno de La fábula de Orfeo, su primer drama musical, fue un éxito. La obra está considerada la primera ópera de la historia, tal y como se conoce este género musical hoy en día. Y supuso el advenimiento del barroco musical.

En la ópera, la orquesta se veía ampliada y dejó de ser una acompañante de los cantantes, sino una clara protagonista a la hora de presentar los diferentes ambientes de cada acto operístico. De hecho, en el Orfeo de Monteverdi había 14 temas orquestales independientes de la voz cantada.

En 1608, Monteverdi presentó su ópera L´Arianna, con libreto de de Ottavio Rinuccini (1562-1621) con motivo del casamiento de Francisco IV con Margarita de Saboya. De esta obra, cuya partitura se perdió, sí se logró rescatar el "Lamento de Ariadna".

En aquellos años Monteverdi sufrió, en muy breve espacio de tiempo, varios reveses importantes que minaron su salud mental, cayendo en depresión. Primero fue la pérdida de su mujer Claudia (septiembre 1607). Le siguió el fallecimiento de Caterina Martinelli, la prima dona de su Ariadna (marzo 1608) y la reducción de sus honorarios en la corte del Duque de Mantua.

En 1610 presentó sus Vísperas de la beata Virgen, dedicadas al Papa romano Paulo V. Claudio intentó buscar fortuna tanto en Roma como en Venecia.

Pero fue el fallecimiento de su mecenas, el Duque en febrero de 1612, lo que le llevó al despido de Mantua por parte de Francisco IV (que solo estuvo en el poder ese año), confirmado por su sucesor el cardenal Fernando I.

Para más inri, en la pobreza tuvo que volver a vivir con sus padres, y sufrió un incendio que destruyó las partituras de doce óperas que esperaba dar a conocer en breve.

Esta serie de desgracias y abatimientos transformaron su carácter alegre en uno más sombrío y reflexivo. En lo musical dejó de componer madrigales y ópera para consagrarse a la composición de la música sacra.

En 1613 se presentó al puesto de maestro de capilla de San Marcos en Venecia, presentando una misa. Ganó el puesto y obtuvo 50 ducados para su mudanza. Pero tuvo tan mala fortuna que al volver a Cremona para organizar el traslado fue asaltado por unos bandoleros que se quedaron con todas sus pertenencias.

En Venecia (1613-1643)

Nada más incorporarse a San Marcos, tuvo que contratar, formar y administrar a los músicos, que estaban descuidados por la frágil salud de su antecesor en el puesto.

Uno de sus alumnos de 1616 fue el adolescente Francesco Cavalli (1602-1676) con quien Claudio se entendió a la perfección. Cavalli animó al cremonés a incluir el bajo continuo y otros instrumentos a la música sacra.

En San Marcos, Claudio Monteverdi tuvo que componer música para grandes festividades, misas y cantatas. Su éxito le llevó a percibir sumas aceptables de dinero con las que mantenerse.

Estando en Venecia, siguió recibiendo encargos musicales de Mantua. Fernando I, que le había mantenido despedido de la Corte, le encargó obras conocidas como Apollo (1620) o Andrómeda (1620).

Sacerdote católico

En 1631 tomó los hábitos para ordenarse diácono católico. Tenía 63 años. Un año más tarde sería ordenado sacerdote.

Entre 1630 y 1637 hizo un paréntesis musical. Eran tiempos de la plaga de la peste, primero en Mantua 1630 y posteriormente en Venecia. Además, Mantua fue invadida por los Habsburgo, en plena guerra expansiva.

Tras este retornó a la música profana de escena. En 1637 se inauguró en Venecia el primer teatro de ópera de Europa, el Teatro San Cassiano. Un año más tarde, en 1638 presentí su octavo libro de madrigales.

Corría 1640 cuando compuso la ópera, "El regreso de Ulises a la patria" (1640) y presentó su revisión de su antigua ópera L´Arianna. En 1643 dio a conocer "La coronación de Popea"

Fallecimiento

Claudio Monteverdi falleció en Venecia el 29 de noviembre de 1643, a los 76 años. Está enterrado en la Basílica de Santa María de Frari de la ciudad de los canales.

Vespro della Beata Vergine de Claudio Monteverdi (1610) por John Eliot Gardiner con los English Baroque Soloists, Monteverdi Choir y London Oratory Junior Choir. Grabación de 1989 en la Basilica di San Marco de Venecia

Sala de conciertos
Saber más

Nuestro top ventas

Ver todos

Obras maestras de Monteverdi

Los expertos coinciden en que la producción musical de Claudio Monteverdi se puede dividir fácilmente en dos grandes períodos de su vida. Aquellos que dedicó al Duque de Mantua (1591-1613) y los, posteriores, en San Marcos de Venecia (1613-1643).

En el primer período compuso música secular en forma de madrigales, óperas y motetes. Es decir, música profana. Música que compuso entre sus veintitantos y sus 46 años. Eran años de aprendizaje y desarrollo musical en los que vivió feliz en pareja.

En Venecia, en sus años de madurez, se dedicó a Dios (se ordenó sacerdote en 1630) y a la producción de música sacra para la catedral de San Marcos. Aunque también volvió en sus pasos y presentó varias de sus óperas más populares.

En cualquier caso, su música está siempre asociada a la voz de los cantantes. Fuera profana o sacra, su música se apoya en bellas armonías que elevan la calidad del canto. Hasta la irrupción de Monteverdi, toda la música sacra italiana venía siendo polifónica.

Mucha de la obra del genial cremonés se perdió en un incendio en su casa.

Operas de Monteverdi

Son tres las grandes óperas de Monteverdi que se salvaron hasta nuestros días:

  • La fábula de Orfeo (1607). Escrita el año de la muerte de su esposa, versa sobre la bajada de Orfeo a los infiernos en busca de Eurídice, y su pérdida definitiva.
  • Il ritorno d´Ulisse (El regreso de Ulises a la patria de 1640).
  • L´Incoronazione di Poppea (La coronación de Popea de 1643). Trata sobre la coronación en Roma de Popea.

Madrigales

  • 12 libros de madrigales (obras profanas en forma de canciones).

Vísperas de la beate Vírgen

Los "Vespro della Beata Vergine" de 1610 son una obra maestra. Se trata de un grupo de motetes vespertinos para solista, coro y orquesta de estilo operístico.

Las vísperas contienen cantos bellos como el "Nigra sum" o el dueto "Duo Seraphim" en el que dos ángeles mantienen una competición musical por ver cuál de los dos es más bello cantor.

El "Magnificat" y el "Sancta Maria" se suelen interpretar por separado en el repertorio musical actual.

Claudio Monteverdi

  • Duque de Mantua
  • San Marcos Venecia
  • Vespro della Beata Vergine

Qué es un madrigal

El madrigal es una composición polifónica medieval (entre 3 y 6 voces) sobre un texto profano, a menudo en italiano.

Los primeros madrigales fueron escritos por compositores franco-flamencos trasladados a Italia para estudiar música. Escribieron letras y poesía italianas, que contrastaban con las letras latinas tardías de música vocal similar. Muchos de estos compositores, incluido el famoso Jacques Arcadelt, residían en Roma y Florencia.

Inicialmente, se interpretaban a capella, a viva voz y sin acompañamiento musical. Tenían entre dos y ocho partes de voz y eran compuestos. Es decir, que las diferentes melodías de la voz acompañaban a diferentes secciones de la pieza.

Madrigal renacentista

El madrigal renacentista posterior incorporó la música y alcanzó su máximo esplendor en el Renacimiento y primer Barroco. Es decir, a finales del siglo XVI, cuando parte de la música vocal europea sacra adoptó temas seculares (en lugar de religiosos).

A mediados del siglo XVI, los principales madrigalistas de Italia tenían su base en Venecia. Entre ellos se encontraban Adrian Willaert, Perissone Cambio, Girolamo Parabosco, Baldassare Donato y Cipriano de Rore.

Expansión por Europa

A finales del siglo XVI, los madrigales españoles, alemanes e ingleses adoptaron las tradiciones del madrigal italiano.

En Holanda, los compositores holandeses escribieron madrigales con letras italianas. Si bien el concepto de madrigales franceses parecía estar en desacuerdo con la chanson francesa, los compositores parisinos aún recibían influencia de los madrigalistas italianos. Fuera de Italia, la Inglaterra isabelina produjo posiblemente el mayor número de madrigalistas de renombre, incluidos Thomas Morley y John Wilbye.

Monteverdi es uno de los grandes compositores de este género de música profana. Del madrigal orquestado con bellas armonías a la ópera solo quedaba un pequeño gran salto.

Sigue explorando

Gabriel Fauré en 1889 (retrato de retratado por John Singer Sargent)
Fauré (1845-1924)

Gabriel Fauré

  • Saint-Saëns
  • Réquiem
  • Pavane
Christoph Willibald Gluck
Gluck (1714-1787)

Christoph Willibald Gluck

  • Orfeo ed Euridice
  • Alceste
  • Ippolito
magnifiercross