Todo lo que debes saber sobre la viola

Todo lo que debes saber sobre la viola

En esta entrada hablaremos de la viola, un instrumento que desafía los esquemas. Su sonido es romántico, más grave que el de un violín aunque poco convencional, y es una parte indispensable de una orquesta.

La viola es también un buen complemento del violín y tiene una maravillosa calidad de tono. Veamos los principales rasgos de este instrumento de cuerda.

¿Qué es la viola?

La viola es un instrumento de cuerda frotada que pertenece a la misma familia del violín, violonchelo y contrabajo.

Normalmente está afinada en Do3 (el tercer Do por encima del Do medio), aunque puede afinarse en cualquier nota de la escala cromática.

Tiene cuatro cuerdas, que suelen ser de tripa o nylon y se ha utilizado en muchos tipos de música, como la clásica, el jazz, el folk y la música pop.

Al músico que interpreta este instrumento se le suele conocer como violista o viola a secas.

Orígenes e historia de la viola

Los orígenes de nuestro instrumento protagonista no están claros ni definidos en el espacio-tiempo. Pero, en general, se acepta que este instrumento de cuerda nació entre el siglo XVI y el XVII en Europa.

Desde aquel tiempo ya existían ciertas variedades de instrumentos de cuerda parecidos a ella.

De hecho, muchos de los otros instrumentos de cuerda del siglo XVIII desaparecieron, excepto la viola.

Sin embargo, entre finales del siglo XVII y los inicios del siglo XIX, fue evolucionando y se crearon varios tipos de violas como la viola a spalla (‘de hombro’), la viola da braccio (‘de brazo’, que es la más parecida a la actual) y la viola da gamba (‘de pierna’, de tesitura y modo de ejecución similar al violonchelo).

En lo que sí coincidían sus artesanos del siglo XIX es que el tamaño de este instrumento era muy importante.

Esto debido a que gracias a su mayores dimensiones, las violas eran capaces de emitir una sonoridad mucho más alta que la mayoría de instrumentos de la familia de las cuerdas. Y así dieron lugar a las actuales violas.

¿Cómo suena una viola?

Las violas no son tan comunes como los violines, pero tienen muchas características que las hacen atractivas tanto para los músicos como para los oyentes.

Al igual que el violín, las violas pueden tocarse con muchas técnicas diferentes. Hablamos del pizzicato (punteo), el arco (arco), el glissando (deslizamiento) y los armónicos (tocar determinadas notas tocando ciertas partes de la cuerda con un dedo).

Su sonido es pleno, cálido y un poco dulce, con un tono mucho más bajo y grave que la mayoría de los instrumentos de su tamaño.

Las cuerdas de este instrumento están afinadas en quinta, llegando a los más bajo del Doe. Este instrumento se sitúa por el Do central, y se extiende ampliamente desde los tres octavos.

La viola no puede faltar en orquestas y en el tipo de formaciones camerísticas, siendo las más conocidas las de compositores como Haydn, Mozart, Berlioz, Glinka o Richard Strauss.

Partes de la viola

La viola es un instrumento que está conformado por una serie de elementos:

  • Clavijas
  • Nuez
  • Arco
  • Cuerdas
  • Afinador
  • Mango
  • Fondo
  • Costillas
  • Puente
  • Cavijero
  • Voluta
  • Mentonera
  • Diapasón

Tipos de viola

Se reconocen los siguientes 5 tipos de este instrumento musical:

Viola bastarda

La bastarda se caracteriza por tener una caja de resonancia más pequeña y seis cuerdas. Su uso se ha descontinuado en el tiempo.

Viola de gamba

Se considera la viola original o clásica, precursora de la que conocemos hoy.

Se caracteriza por una estructura rústica y medieval. Además su sonido es más grave, seco y fuerte, en comparación con el de las demás violas.

Viola moderna

La viola moderna llega a medir entre 50 a 55 cm, siendo la más grande entre todas las violas. Es popular en las orquestas desde el siglo XVI.

Viola pomposa

Tiene cinco cuerdas, y es comúnmente utilizada en Europa, por las orquestas sinfónicas.

Compositores como Mozart y Beethoven recurrieron ampliamente a este instrumento en sus obras por su rica calidad de tono y su amplia gama de dinámicas.

¿De qué está hecha la viola? ¿Cuánto cuesta hoy en día?

La viola se fabrica en madera, normalmente de abeto y arce, con accesorios y florituras de ébano (de aplicación en la fabricación de diapasones para violín, puentes y mentoneras).

El precio de una de buena calidad va a depender de las diferentes etapas de aprendizaje de su músico intérprete.

En general, existen 3 tipos de violas según su precio:

  •  Violas para estudiantes: suelen estar hechas en fábricas con un proceso industrial, para economizar costes y son bastante asequibles.

    Sus precios oscilan entre los 200 y 2.500 euros.

     

  • Violas intermedias: este tipo de viola tiene mayor robustez y calidad, ya que la mayor parte está fabricada a mano.

    Sus precios pueden ser bastante más elevados, oscilando entre los 500 y los 10.000 euros.

  • Violas profesionales: violas totalmente fabricadas a mano con la mejor calidad de madera.

    La producción de sonido es más rica y tiene una proyección tonal más dinámica. Uno de estos instrumentos nuevo puede llegar a costar más de 10.000 euros.

Diferencias entre el violín y la viola

La viola y el violín son instrumentos pertenecientes a la misma familia, así que es normal que tengan varias similitudes.

Sin embargo, sí que tienen algunas diferencias entre sí:

  • La viola es un poco más grande, pesada y larga (longitud del cuello al brazo y cuerpo). Para tocarla, se deben colocar los dedos un poco más separados que al tocar el violín.
  • El violín clásico tiene 4 cuerdas (se afinan con las notas Sol, Re La, Mi de más grave a más aguda) aunque hay violines eléctricos con 5 o más cuerdas.

    Por su parte, la viola actual tiene también 4 cuerdas (se afinan con las notas Do, Sol, Re y La de más grave a más aguda).

  • Una forma de distinguirlos es identificando el arco: la rana (la parte del arco que se sostiene en la mano) de las violas es redondeada mientras que el arco de violín es puntiagudo. Además, el arco es un poco más pesado en la viola que en el violín.
  • El arco de las violas requiere cerdas o crines más gruesas y fuertes.
  • El sonido y el vibrato de las violas es más grave, aterciopelado y pausado que el del violín. Esto se debe a que sus cuerdas son más pesadas.

Composiciones

Aunque el papel de la viola es más como acompañante del instrumento principal de cuerda, el violín, existen conciertos dedicados a este instrumento de Béla Bartók, William Walton y Krzysztof Penderecki.

Si buscas una composición fácil al oído te recomiendo la Sinfonía concertante para violín, viola y orquesta en mi bemol mayor, K364/320d de Mozart (1779).


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.