Lo que debes saber sobre el violonchelo

Lo que debes saber sobre el violonchelo

Considerado un instrumento de tono rico y meloso, el violonchelo es valorado en la orquesta por su capacidad para producir una línea de bajo. Se puede ver en las orquestas, en los festivales y en los grupos de música de hoy en día, en casi cualquier lugar del mundo.

Además, se utiliza muchísimo para componer bandas sonoras, desempeñando el papel de uno de los instrumentos principales en la actualidad.

Veamos de qué es el violonchelo y qué hay detrás de su historia.

¿Qué es el violonchelo?

El violonchelo, también llamado Cello o Chelo, es un instrumento de la familia de los violines con cuatro cuerdas afinadas en Do-Sol-Re-La.

Se afina una octava por debajo de la viola y es utilizado tanto en bandas como de contrabajo en música de cámara y de orquesta.

Además, se diferencia del violín o la viola porque el violonchelista toca el instrumento sentado sobre una silla, sosteniendo el instrumento entre las piernas (anclándolo verticalmente en el suelo por medio de la pica) y frotando las cuerdas con un arco.

Breve historia del Violonchelo

El violonchelo aparece un poco después del violín del siglo XVI, presuntamente inventado y creado en el año 1572 por un encargo de la Corte de Charles IX de Francia al taller de Andrea Amati de Cremona.

Se sabe hasta hoy que era muy similar al instrumento actual pero de mayor tamaño.  A lo largo de los años sufrió algunas modificaciones. Fue Antonio Stradivari quién diseñó el tamaño del Violonchelo actual.

Para 1710, comenzó a fabricar chelos que medían entre las dos tallas originales y el resto de Europa siguió su ejemplo.

Durante los años de 1800 y principios de 1900 se produjo el cambio de la pica o puntal fijo, que se incluyó para sostener al instrumento y darle mayor balance.

El violonchelo no fue un instrumento muy popular en la época hasta que en XVIII logró reemplazar a la viola de gamba, cuando compositores como Brahms, Dvorak y Saint-Saens popularizaron su uso. Esto ayudó a facilitar la aparición de genios intérpretes, como el compositor y chelista Luigi Boccherini.

Partes del violonchelo

Cuerpo

El cuerpo del violonchelo, o caja de resonancia, está hecho de madera (normalmente de arce o abeto).

La parte superior, el fondo y los lados se tallan para crear una forma redondeada. La parte delantera y trasera son finas piezas de madera pegadas para que el cuerpo sea más estético.

Cabeza

Es la parte superior del violonchelo. Aquí se encuentran el clavijero, la volutta, las clavijas y la cejilla.

 Puente

Está situado en un ángulo entre la parte superior del violonchelo y su cuerpo. Sostiene las cuatro cuerdas en su lugar por encima de su respectiva cejilla (una pequeña pieza de metal colocada en cada extremo de cada cuerda).

El aro

El arco es la vara de madera y cerdas de crin de caballo que utiliza el intérprete para frotar las cuerdas y hacer sonar al instrumento. El aro del violonchelo es más grande que el de la viola y el violín.

Diapasón

Los diapasones están situados en la parte superior de los violonchelos, donde los dedos de los músicos presionan contra ellos al tocar las notas. Tienen pequeñas ranuras llamadas «muescas del diapasón» que permiten a los músicos encontrar fácilmente notas específicas mientras tocan.

Cuerdas

El cello tiene cuatro cuerdas en total: la primera es la; la segunda re; la tercera sol y la última do.

La pica

Se trata de la estaca que sostiene al violonchelo y permite al intérprete anclar en el suelo (se puede guardar o graduar en altura).

Tipos de violonchelo

Violonchelos acústicos

Es el violonchelo clásico que se encuentra en una orquesta tradicional. El término violonchelo acústico se refiere específicamente a los violonchelos que no son eléctricos.

Violonchelos eléctricos

Los violonchelos eléctricos necesitan de energía eléctrica para generar un sonido más lleno y fuerte.

En general, si se quiere tocar un violonchelo de este tipo, la técnica es la misma del acústico.

Sin embargo, se sigue recomendando a los principiantes aprender primero a tocar el violonchelo tradicional.

Violonchelos de 4/4

El violonchelo 4/4 o de tamaño completo se compone de cuatro cuerdas (C, G, D, y A) y es el más común y popular hoy en día, particularmente para los músicos profesionales.

Llega a medir entre 75 cm y 120 cm de altura.

Violonchelos de Fibra de Carbono

Los violonchelos de fibra de carbono tienen un tamaño similar a un violonchelo tradicional. Sin embargo, su principal diferencia, además de su material de fabricación, es que no cuenta con cornisas.

Dado que la fibra de carbono es un material fuerte y resistente, las cornisas no son necesarias.

Tamaños de violonchelo

Los violonchelos están disponibles en varios tamaños, desde el tamaño completo (4/4), el medio tamaño (3/4) y el cuarto tamaño (1/4).

Los violonchelos de tamaño completo tienen cuatro cuerdas afinadas en las notas La, Re, Sol y Do en quintas (A1-D2-G2-C3).

Los violonchelos de medio tamaño tienen tres cuerdas afinadas con las notas A1-D2-G2 en cuartas (A1-D2-G2). Los violonchelos de cuarto tienen dos cuerdas afinadas con las notas A1-D2 en octavas (A1 al doble de la frecuencia de D2).

¿De qué materiales está hecho el violonchelo? ¿Cuánto cuesta uno?

Los violonchelos acústicos se fabrican con abeto, arce y ébano. La parte superior, o cara, del instrumento es de abeto, una madera fuerte y ligera que da al violonchelo su característico tono cálido.

La sección central, o costillas, está hecha de arce y sirve de puente entre la parte superior y la inferior.

El fondo y los aros del instrumento están hechos de ébano, que tiene un color oscuro que contrasta con los colores más vivos de la cara y las costillas.

El mástil suele ser de arce, aunque también puede ser de otras maderas duras.

En cuanto a precios… Si eres principiante, no te sorprendas: el precio de un violonchelo acústico oscila entre los 1.000 y los 15.000 euros, dependiendo de su calidad y fabricación.

Es de esperar que se pague más por los instrumentos de mayor calidad o por los que han sido elaborados a mano por maestros constructores en lugar de ser producidos en masa por máquinas en fábricas.

Y sí, seguro puedes conseguir un violonchelo más económico por unos 1000 euros pero no te aseguramos que sea de la mejor calidad en materia de construcción y producción de sonido. ¡Esto es así porque los violonchelos son instrumentos de alto valor económico!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.