El clasicismo

El clasicismo

Una de las etapas trascendentales de la música clásica (para muchos estudiosos la música clásica empieza con él) es el clasicismo. Se llama clasicismo al período que se inicia en los primeros años 1700 y que abarca el siglo XVIII hasta el advenimiento del romanticismo del siglo XIX. Durante este período clásico destacan Haydn y Bach que supieron recoger el testigo de Scarlatti y Gluck. Los instrumentos del clasicismo son el pianoforte, el violín, o el clarinete.

El clasicismo es un nuevo movimiento multidisciplinar con fuertes tendencias en la arquitectura, la literatura, las artes y la música clásica.

Qué es el clasicismo

Según Wikipedia, el clasicismo es un movimiento cultural, estético e intelectual, inspirado en los patrones estéticos y filosóficos de la Antigüedad clásica (simplicidad, unidad, sobriedad, racionalidad, armonía, etc.) en distintos estilos artísticos y movimientos literarios​.

El clasicismo se inspira en el arte y pensamiento del mundo clásico (la Antigua Grecia y la Antigua Roma), pero como continuidad de movimientos culturales surgidos en la Baja Edad Media: el Renacimiento y el humanismo. Es un movimiento que aspira a lograr la perfección absoluta a través del arte.

En lo musical, durante el clasicismo se empieza a hacer una música que rehúye el abuso y exceso de ornamento musical barrocos para ofrecer melodías con estructuras musicales claras, formales y agradables al oído humano (equilibrio y armonía).

La compleja polifonía barroca da paso a piezas musicales sencillas, vocales o no, y junto a la ópera, surgen géneros musicales que darán gran juego en la vida cortesana europea: el concierto, la suite y la sinfonía.

Se puede decir que en los inicios del clasicismo hubo tres grandes estilos compositivos nacionales en la Europa del clasicismo: la escuela alemana, la francesa y la italiana. Cada una tuvo sus peculiaridades, y los autores clásicos a menudo componían piezas musicales adaptadas a los rasgos distintivos de estas escuelas.

  • La música de la escuela francesa se caracterizaba por su elegancia.
  • La escuela alemana se caracterizaba por su seriedad.
  • La escuela italiana se caracterizaba por su virtuosismo de exhibición.

Pero a medida que avanza el siglo XVIII, los autores comienzan a visitar las diferentes cortes europeas, y se empapan de las tendencias provenientes del extranjero. Y con ello abandonan la rigidez de las reglas de cada estilo para crear un nuevo estilo musical, el estilo galante (le style galant francés) o elegante.

Mozart viaja a Italia donde conoce la ópera e incorpora a los aprendizajes de Hayd, melodías cantabiles italianas a sus obras.

Comienza a surgir uno de los rasgos que anticipa la libertad de composición del romanticismo: el individualismo libre de ataduras. Sin embargo, a los mecenas no les hacía gracia la improvisación o saltarse las normas musicales formales de la época, por lo que ataron en corto a sus protegidos, que se tuvieron que ceñir a las formas y reglas musicales establecidas. Esto explica las disputas de Bach con las autoridades eclesiásticas o la escasa estabilidad de la protección obtenida por Mozart.

Sin embargo, Beethoven y demás románticos del XIX deben al inconformismo de Bach o Mozart su individualismo. En efecto, el tránsito del clasicismo al romanticismo se produce en el momento en que el mecenazgo pierde influencia (revoluciones burguesas de finales del XVIII) y los compositores comienzan a escribir música desde el corazón, y no por encargo u obligación.

Años del clasicismo

Los años en los que se desarrolla el clasicismo son el 1700 y el 1800.

Instrumentos del clasicismo

Durante este período musical clásico, surge el pianoforte (del italiano piano, suave y forte, fuerte) que es una evolución del clavicordio, clavicémbalo y del clavecín. La novedad del pianoforte (piano) son los macillos asociados a cada tecla, que, al golpear la cuerda, permiten a la tecla volver a su sitio, dejando a esta cuerda vibrar libremente. Esto no lo podían hacer los precursores del piano.

Nacimiento del piano

El piano junto con el violín, el clarinete, el fagot, el oboe y el contrabajo se incorporan a los repertorios musicales.

De todos ellos, tal vez el piano sea el protagonista. La primera composición documentada para este instrumento musical de cuerda son las 12 Sonate da cimbalo di piano e forte detto volgarmente di martelletti del italiano Lodovico Giustini (1685-1743), teclista italiano del Barroco tardío y comienzos del período clásico.

Lodovico Giustini
Lodovico Giustini

La primera composición documentada para este instrumento musical de cuerda son las 12 Sonate da cimbalo di piano e forte detto volgarmente di martelletti del italiano Lodovico Giustini (1685-1743), teclista italiano del Barroco tardío y comienzos del período clásico.

Es tal la importancia del piano en el clasicismo que éste pasa a ser el protagonista de numerosas piezas de música de cámara y se comienzan a componer conciertos para piano.

A su vez, instrumentos antiguos como el laúd y barrocos como la viola da gamba, la flauta dulce o el clavecín pasan prácticamente al olvido durante el clasicismo musical.

De la orquesta de cámara barroca a la orquesta sinfónica

Otro de los signos distintivos del clasicismo musical es la ampliación de la tradicional orquesta de cámara barroca a la orquesta sinfónica. 

La configuración de cuerdas de la orquesta barroca pierde el bajo continuo ampliando el número de instrumentos de cuerda. Y a esta sección de cuerdas se le une una sección de vientos de madera conformada flautas traveseras, oboes, clarinetes y fagotes. Adicionalmente se incorpora a la orquesta sinfónica una sección de vientos de metal compuesta por trompetas, trompas y un trombón.

Compositores del clasicismo

Durante el clasicismo se dan a conocer una nueva hornada de compositores que abrazan el cambio en la tecnología (surgimiento del piano), y la adopción de formas expresivas musicales como el concierto, la sinfonía o el cuarteto de cuerdas.

Todos ellos tienen algo en común: siguen estando vinculados a alguna corte europea (Austria, Alemania, Italia, etc.) y por tanto dependientes del patrocinio y protección del Príncipe. Es lo que se conoce como música de mecenazgo o por encargo: el músico protegido debe producir música casi a diario para el solaz y diversión de la corte y sus celebraciones de todo tipo.

Franz Joseph Haydn

Franz Joseph Haydn (1732-1809) compuso más de 100 sinfonías, 24 conciertos para instrumentos variados (órgano, violonchelo, trompeta) y su sinfonía concertante, una obra maestra del clasicismo. 

Todo ello bajo el mecenazgo del acaudalado Príncipe Esterházy, amante de la música y protector del compositor austriaco durante 30 años.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.